Régimen de atención médica domiciliaria

Uno de los objetivos primordiales de este Consejo Directivo es devolver a la Caja la excelencia que nunca debió perder, priorizando la calidad del servicio y la jerarquía de los prestadores que integran la cartilla.

La atención domiciliaria es uno de los servicios esenciales para el afiliado, y por ello resulta imprescindible que se establezcan adecuadamente las prestaciones que correspondan a cada caso.
En pos de este objetivo, el Consejo Directivo ha resuelto, para una mejor administración de la atención médica a domicilio, clasificar la urgencia de las prestaciones requeridas.

De este modo, al llamar a la Mesa de Ayuda (5555-1728) o a Urgencias y Riesgo de Vida (5555-1727), personal calificado determinará el nivel de gravedad de cada situación y asignará la asistencia correspondiente.
Las categorías son:

  • CÓDIGO VERDE: Situaciones en las que no existe riesgo significativo y que pueden esperar la llegada de un profesional. Tienen una espera máxima de 24 horas (suele ser menor, según la demanda estacional).
  • CÓDIGO AMARILLO: Aquellos casos sin riesgo inminente, pero en los que resulta necesario definir la conducta médica a la mayor brevedad posible (límite de 4 horas desde su solicitud).
  • CÓDIGO ROJO: Atención inmediata por riesgo de vida.

Este nuevo régimen canalizará de manera eficiente los servicios ambulatorios y de emergencias, permitiendo la asistencia prioritaria a aquellos afiliados que se encuentren en situaciones de riesgo y precisan una respuesta inmediata.

Los servicios de atención domiciliaria tendrán, tanto para el plan A como del plan B, los siguientes copagos:

– CÓDIGO VERDE                 3 copagos
– CÓDIGO AMARILLO           sin copago
– CÓDIGO ROJO                   sin copago

Se recuerda que el valor del copago para el Plan A es de $150 y para el Plan B de $130.

Administrando de una manera eficiente los servicios, continuamos en el camino de cuidar los recursos de la Caja Notarial sin descuidar a sus afiliados.