Hospital Italiano y Fundación Favaloro

La Caja Notarial prioriza siempre la calidad asistencial y trabaja intensamente para mantener el excelente nivel de su cartilla médica. Sin embargo, el contexto inflacionario provoca un constante desfasaje en los aranceles de algunos prestadores, como el Hospital Italiano y la Fundación Favaloro, ambos con valores históricamente altos, muy difíciles de sostener en la actualidad.

Por este motivo y con el fin de sostener estos referentes de calidad en su cartilla, la Caja Notarial implementó un sistema de copagos con ambos centros que se aplicará exclusivamente para los casos de consulta ambulatoria y será equivalente al valor que la Caja abona por consulta médica, que actualmente es de $3.370.

Este monto se ajustará periódicamente, tal como el resto de los aranceles.