Reordenamiento interno del área asistencial de la Caja Notarial

Con el objetivo fundamental de brindar un mejor servicio al afiliado, la Caja Notarial se encuentra en un proceso de reordenamiento interno, lo que necesariamente implica un mayor control sobre los procesos administrativos y de facturación.
En cumplimiento del deber de mantener informados a los colegas, algunas de las principales medidas adoptadas son las que se detallan a continuación:

  • El Reglamento médico asistencial, oportunamente modificado, se aplica en forma estricta; ello conlleva no conceder excepciones.
  • Durante un corto periodo y para poder instrumentar los cambios necesarios en el área, se contrataron los servicios de asesores externos, expertos en el gerenciamiento de servicios de salud. Este asesoramiento, que ya ha concluido, permitió, entre otras cosas, tener un control exhaustivo de la facturación de los prestadores de la Caja, evitar desvíos o irregularidades, y renegociar valores de contratación para así impedir pagar honorarios superiores a los de plaza.
  • El 80% de los gastos que afronta la Caja se concentran en los medicamentos de alto costo/baja incidencia, las prestaciones de 10 sanatorios, el servicio de Farmalink (medicación ambulatoria) y las internaciones domiciliarias. Ello motiva el trabajo constante en la profesionalización de las áreas de contratación, liquidación y auditoría, para que el control de estos gastos sea permanente y minucioso.

Esta información será ampliada en una audiencia informativa, a la que se convocará próximamente, para explicar con mayor profundidad el proceso de reestructuración de la Caja Notarial.
La decisión de cumplir de manera rigurosa con los procedimientos de control de la Caja Notarial nos ha permitido comenzar a normalizar su administración, para proveer a los colegas de un servicio de excelencia sin dejar de cuidar nuestros recursos.